La Cartuja de Granada

La Cartuja de Granada o Monasterio de Nuestra Señora de la Asunción, se encuentra sobre los cerros de Aynadamar, lugar por el que los musulmanes sintieron un gran aprecio, lleno de hermosas huertas y jardines regados por las aguas provenientes de Alfacar.
El monasterio de la Cartuja se comenzó a construir en 1506 y albergó a una comunidad de monjes cartujos desde su construcción hasta 1835, momento en el que los monjes fueron expulsados de la misma.
Actualmente el entorno ha cambiado radicalmente por los edificios universitarios y viviendas que se han levantado a su alrededor.
Aunque mezcla diversos estilos, representa una de las cumbres de la arquitectura barroca española. La entrada al conjunto se realiza por una portada de estilo plateresco, realizada en el siglo XVI por Juan García de Pradas. Destaca en este espacio un magnífico empedrado granadino del siglo XVI.
Su planta es de una sola nave dividida en cuatro tramos, utilizando para esta separación elementos como el retablo que separa el coro de legos del de los monjes. Destacan en la nave los retablos de Sánchez Cotán -Descanso en la Huida a Egipto y Bautismo de Cristo, del s. XVII, los primeros que realizó en Granada, donde se encuentra la mayor parte de su obra, que muestra la transición del Manierismo al Barroco, y el cancel con puertas de cristales adornadas con conchas ce nácar, plata, maderas preciosas y marfil.
La cúpula que cubre este espacio la decoró con pintura al fresco, el artista cordobés Antonio Palomino (s. XVIII), representado el triunfo de la Iglesia Militante, de la Fe y de la vida religiosa. En los intercolumnios que soportan los arcos donde apoya la cúpula, aparecen esculturas de San José y, San Bruno de José de Mora, la Magdalena de P. Duque Cornejo y San Juan Bautista de J. Risueño.

Comprar Entradas Para La Alhambra